Jaén, cultura del toro

La provincia de Jaén es uno de los territorios de España con más presencia de actividades en torno al toro de lidia, un lugar privilegiado para acercarse al mundo taurino puesto que es uno de los enclaves con más ganaderías bravas y con mayor número de festejos taurinos anuales.

 Para comprender mejor esta realidad, es fundamental conocer la orografía jiennense. El noroeste de la provincia se caracteriza por la presencia de la cordillera de Sierra Morena, cuyo paisaje típico lo constituyen encinares adehesados donde las ganaderías de toros bravos encuentran un espacio idóneo para su implantación. La presencia de más de ochenta ganaderías ha conformado un interesante mapa turístico que gira en torno al mundo del toro bravo: desde la cría a la explotación en las dehesas, los oficios, artesanías y costumbres asociadas. Varias de estas explotaciones cuentan con programas especiales para turismo e incluso ofrecen alojamientos y la posibilidad de realizar turismo de congresos e incentivos. 

La tradición taurina de la provincia jiennense ha dejado su huella en cosos, museos taurinos y en festejos en sus distintas variantes. Entre las numerosas plazas de toros distribuidas por toda la geografía jiennense, hay algunas de especial interés como son las de Andújar, Linares, Úbeda y Baeza, todas ellas del siglo XIX. A estas hay que sumar la peculiar plaza cuadrangular de Segura de la Sierra, una de las más antiguas de España. La Plaza de Toros de Jaén capital (La Alameda) es el coso más grande de la provincia, con capacidad para más de 10.000 espectadores y un restaurante abierto al público en los bajos. Actualmente cuentan con un programa para visitas turísticas los cosos de Linares, Baeza y Villanueva del Arzobispo, mientras que la de Segura de la Sierra es de visita libre, ya que no tiene cerramiento.

La cultura taurina también florece en diferentes museos, como el Centro Expositivo de la Plaza de Toros de Baeza, el Museo Taurino Taberna Lagartijo y el Centro de Interpretación de El Pósito de Linares, o el Museo Taurino de Villanueva del Arzobispo. La arraigada tradición taurina de la provincia de Jaén se refleja igualmente en los más de cien festejos taurinos populares que se celebran cada año, principalmente suelta de reses y encierros. Este tipo de manifestaciones festivas son especialmente habituales en las comarcas de El Condado, Las Villas y Segura. Merece la pena destacar los “Toros de San Roque” de Siles, los encierros nocturnos de Torafe en Iznatoraf, los de Chiclana de Segura, Sorihuela del Guadadalimar, Santiago-Pontones, Hornos de Segura, Villacarrillo, Villanueva del Arzobispo y Arroyo del Ojanco. 

Entre todos estos sobresale la fiesta de los “Toros ensogados” que Beas de Segura celebra en honor a San Marcos y que cuenta con el distintivo de fiesta de interés turístico. Los principales festejos taurinos en la provincia comienzan en el mes de agosto en Baeza y Linares y continúan en septiembre en Andújar y Úbeda, finalizando la temporada taurina en la Feria de San Lucas de Jaén capital en el mes de octubre

Diferentes empresas de servicios turísticos de la provincia ofrecen visitas guiadas o paquetes que permiten acercarse al mundo de los toros en Jaén. Se trata de propuestas que permiten combinar, en una experiencia única para los sentidos, la arraigada tradición taurina de la provincia con los excepcionales parques naturales, el Renacimiento de las ciudades patrimonio de la Humanidad Úbeda y Baeza, la capital jiennense, la ciudad ibero-romana de Cástulo en Linares o la Ruta de los Castillos las Batallas. Y todo ello en un lugar único en el mundo para la práctica del oleoturismo y acercarse a la cultura del olivar y el aceite de oliva en estado puro. 

PATROCINADORES

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Calle de Julian Camarillo, 10
28037 Madrid